¡He mudado mi blog de lugar!

Deberías de ser automáticamente redirigido en 6 segundos. Si no, visita
http://ferminfranco.wordpress.com
y actualiza tus marcadores.

14/10/07

De prospectos organizadores a ni quién se acuerde...

Cuando recién había pasado la elección del domingo 5 de Agosto y se fue dando por hecho que Pablo Alejo López Núñez sería nuestro próximo presidente municipal, los ánimos del ex diputado federal estaban puestos en su legitimación y apaciguar el clima de inconformidad respecto de las elecciones que había sido motivado el PRI, principalmente; en ese entonces, a Pablo Alejo se le ocurrió la grandiosa idea de que, en un ánimo conciliador, invitaría a los representantes municipales de todos los partidos políticos que participaron en la elección a colaborar con él en el proceso de transición y en la formulación del Plan de Desarrollo Municipal para el próximo trienio; entre otras cosas, para demostrar que estaba abierto a la participación de todos y a encabezar un "gobierno de coalición" en algún grado. Ciertamente es un reclamo frecuente de la ciudadanía --en cualquier proceso electoral-- que el candidato ganador no toma en cuenta las propuestas de todos los demás "perdedores" cuando, indudablemente, siempre tienen muy buenas propuestas también (en nuestro país y, particularmente, en nuestro municipio, no necesariamente gana el candidato más inteligente, el más preparado o el de las mejores propuestas, sino el de mejor presupuesto, el más demagogo y el que mejor engaña a los votantes). Y así llegamos el ex candidato a la alcaldía de Ensenada por Alternativa Socialdemócrata, Soc. Marco Antonio Delgadillo, la públicamente reconocida coordinadora de agenda y medios durante la campaña, Univ. Rocío Del Río, y yo, como coordinador general de campaña, a la casa de transición del Lic. Pablo Alejo López Núñez un martes de agosto por la mañana a ver qué nos quería platicar. Estaban presentes el ahora vicepresidente del congreso local, Miguel Ángel Castillo; la presidenta del PAN local, María Guadalupe de la Cruz Galván; el presidente del PRD local, Joaquín Bolio; un distinguido perredista de la región de San Quintín, Misael Merecías; un par de representantes del Partido Encuentro Social (PES), entre ellos Óscar Cruz; y, final y obviamente, Pablo Alejo López. Por supuesto, estuvieron presentes los medios de comunicación locales y, como también era de esperarse, no fue nadie de la "Alianza para que vivas mejor" pues todavía estaba demasiado "caliente" el asunto para ellos. Previamente a dicho día, Marco Antonio y yo habíamos sido debida y oportunamente contactados telefónicamente por el integrante del comité de transición de Pablo Alejo, Carlos Sesma. En esa ocasión se nos comentó aquello que les mencionaba de colaborar en el plan de desarrollo municipal integrando las propuestas de todos los partidos al proyecto del entonces virtual presidente municipal electo. Pero ahí no pararon las buenas intenciones y bonitas palabras: a Pablo le pareció buena idea que fuéramos precisamente los representantes de los demás partidos los que colaboráramos en la organización de las mesas de trabajo de las consultas ciudadanas para elaborar el citado plan. En aras de mejorar la comunidad, parecía una propuesta que deberían emular cualesquiera candidatos ganadores de comicios por todo el país; ciertamente una muestra de madurez política excepcional: "lo que pasó, pasó" y vamos a lo que sigue. Ya no había por qué lamentar más los resultados para los que no nos favorecieron las votaciones y, en cambio, sí era deseable (para todos) que las mejores propuestas fueran las que se llevaran a cabo, independientemente de quien lo hiciera (aunque aquí debo señalar que, éticamente, debería siempre darse crédito a quien corresponda porque, a algunos políticos, les encanta "hacer caravana con sombrero ajeno"). Así pasó la jornada y todos salimos con muy buenas expectativas: habríamos de trabajar por una mejor comunidad después de todo. Pero bien dicen que más pronto cae un hablador que un cojo y, al poco tiempo, llegaron los chamizos rodantes de otoño y aún sin recibir más noticia de la casa de transición. Supimos que el programa de colaboración "interpartidaria" se había "cancelado". Marco Antonio Delgadillo me comentó que supo de buena fuente la causa: parece que a nuestro alcalde peregrino, César Mancillas, no le pareció la idea y como el proceso y la casa de transición dependen del gobierno municipal actual, pues ni hablar: Pablo Alejo dobló las manos. Lo bueno que, durante la campaña, él nunca dijo que tendría "mano dura". El día de ayer, me voy enterando por los noticieros y diarios locales que finalmente se realizó un primer foro de consulta ciudadana sobre infraestructura y servicios públicos. Dicen que lo anunciaron en el radio. Yo ni me enteré. Ni modo: de prospectos organizadores a ni quién se acuerde.

Fermín Franco

1 comentario:

ElJaime dijo...

Estimado Fermín.
Se repite la vieja práctica de la simulación en el ejercicio de gobierno y el eterno miedo de consultar democráticamente a la población para conocer que forma y estilo de gobernar se requiere y se desea; esas siguen siendo las constantes, pero sobre todo que cosas son las importantes (prioridades) para que todos parejos avancen y no solo unos cuantos, como siempre.
La demagogia en todo su esplendor y los actos mediáticos que son la constante en todas las transiciones, pero más cuando son de un mismo partido, como lo es el PRIAN, que su pleito eterno es solo de pantalla, para demostrar quien hace mejor las cosas en este sentido (pero sin efectos reales en la población, solo en sus egos), ya ven la página web de Ramos en Tijuana, que es solo un asunto de publicidad y aunque dice o menciona que ellos están haciendo una transición democrática y transparente esto tiene más fondo político porque no les interesa la transparencia en este acto administrativo que debería dar certeza de con que se inicia una nueva administración pública, sino la venganza política en contra de todo lo que huela o sea parte del equipo de Hank Rhon, (ojo, sin ser yo partidario de su persona y de sus maneras de hacer política), no me cabe la menor duda de que esto va más dirigido hacia una venganza y balconear la administración de Kurt, pero así lo deberían hacer todos, sentar las bases de una contraloría verdaderamente social y que el pueblo vigile los actos de gobierno, con Comités Ciudadanos de preferencia vinculantes, especiales para esto.
Se pierde no solo el tiempo, sino la posibilidad de que grandes ideas y personas puedan aportar a la comunidad su experiencia y sus proyectos que son tan importantes para avanzar en un proceso democrático. La pureza pura no existe, pero la congruencia si y debería ser uno de los pilares de sus actos para el ya ungido de Pablo Alejo López (además de la ética), porque entonces, ¿donde están sus operadores políticos que le dicen hoy si y mañana no?; la pregunta que se antoja es saber si ¿así será su gobierno de ahora en adelante?, ¿de indefiniciones y de avances erráticos?.
Pobre Ensenada, que tanto espera de sus gobiernos, porque la sociedad si tiene las pilas puestas y lo ha demostrado, inclusive rebasando a las propias autoridades. Saludos desde Cancún. El Jaime